Categorías
Deportes

El Core está ganando cada vez más importancia para los deportistas.

Tener la zona central de nuestro cuerpo fuerte corrige la postura , proporciona equilibrio,  estabilidad y ayudánda a mejorar la forma y la eficiencia al correr . Evitando balanceos y que trabajen de manera innecesaria otros músculos. Y mejorando la transferencia de energía a brazos y piernas.

Está demostrado que entrenar el Core ayuda a disminuir la fatiga. Al mejorar la postura, la posición de los hombros, cuello y pelvis se corrige y el ritmo respiratorio también se optimiza. Un Core fuerte hará una musculatura más eficiente, con lo que el gasto energético es menor y nuestros entrenamientos pueden ser algo más prolongados.

Además si fortaleces esta zona ayudarás a prevenir lesiones.  Al ser los músculos encargados de dar equilibrio a tu cuerpo, también son los que fortalecen la columna y  por lo tanto si tus abdominales, lumbares y glúteos están fuertes al correr tu cuerpo no sufrirá de la misma manera el impacto de la zancada que con un Core débil o desequilibrado. Esto también repercute en nuestras piernas y rodillas, ya que la transmisión de energía es mejor y nuestros movimientos serán más efectivos y poderosos optimizará nuestro rendimiento deportivo.

Deja un comentario