Categorías
Deportes

¿Qué es mejor: entrenar solo o acompañado?

Generalmente, existen dos maneras de practicar deporte: individual o en grupo. Si lo practicamos en solitario tu rendimiento depende exclusivamente de nuestra propia fuerza, tanto mental como física. Cuando estamos acompañados, la estrategia y la capacidad de afrontamiento prevalecen en el éxito final de la actividad. Pero, ¿sabes cuál de las dos formas está considerada mejor para la salud? Conozcamos los beneficios de entrenar solo o acompañado y comprobemos cuál se adapta mejor a tu estilo de vida.

Las ventajas de entrenar en grupo que te sorprenderán

Si te preguntas cuáles son los pros y contras de entrenar en grupo, vamos a resolver todas tus dudas. Descubre los beneficios de entrenar en grupo a continuación:

  • motivación. Cuando tienes amigos con los que compartir la actividad física, aquel día que te encuentres con pocas ganas de entrenar, ellos pueden ser el motivo por el cual hagas un esfuerzo y no faltes a tu sesión.
  • Día más ameno. Nada como una buena conversación para distraernos y relajarnos del estrés del día a día. Además de los beneficios del entrenamiento, podrás compartir con tus amigos las adversidades del trabajo o los estudios, proporcionándote también una ventaja terapéutica.
  • Afán de superación. Como a veces no es fácil cumplir nuestro objetivo, realizar actividades en grupo puede impedir que te rindas o te desanimes en tu camino a tu meta, ya que seguir con tus amigos hasta el final de la actividad también estará incluido en el objetivo.

Las ventajas de entrenar en solitario que debes conocer

Y, ¿qué pasa si prefieres entrenar solo? Estas son las principales ventajas de entrenar en solitario y que deberás tener en cuenta:

  • Horario. Como tu compromiso solo es contigo mismo, en caso de que por la mañana no puedas ir a entrenar, la tarde o la noche será una alternativa sin tener que justificarte ante nadie.
  • Nada de distracción. Escoge una buena música para oír y practica tus ejercicios tranquilamente. Sin conversaciones ni distracciones ajenas, podrás terminar lo que te propusiste a su debido tiempo.
  • Libertad. En el caso de que quieras trabajar HIIT o estrategia de suelo, tienes la libertad de cambiar fácilmente. Al final, todos tenemos días en los que deseamos avanzar y conocer nuevos caminos.
  • Pensamientos del día. Tendrás más tiempo contigo mismo y podrás organizarte mejor tanto los pensamientos como las actividades diarias. No hay nada como estar al día con nuestra mente para que las cosas fluyan de manera correcta, ¿no?
  • Intensidad. Cuando practicas ejercicio en solitario, tendrás la intensidad del ejercicio acorde a tus necesidades y disposición. Como no vas acompañado, puedes cambiar la intensidad y el ritmo cuando te sientas más cómodo.

Deja un comentario